Mantenimiento Preventivo del Viscosímetro

diciembre 14, 2022by Kalstein
YR05857-YR05858-1-600x600-1.jpg

El mantenimiento preventivo es aquel que realizamos al equipo, de manera regular y rutinaria con el fin de asegurar su funcionamiento y evitar periodos de inactividad debido a fallas inesperadas del dispositivo. Para que la estrategia de mantenimiento sea exitosa, debemos planificar y cumplir un programa. Este incluye el asentamiento de registros sobre las actividades realizadas, vinculadas al mantenimiento.

La frecuencia de las labores de mantenimiento preventivo, dependerá del tipo de aparato y de las condiciones de uso. Por ejemplo, para los equipos en línea, en los que se requiere retirar el sensor de las líneas de proceso, se puede realizar con una frecuencia anual. Sin embargo, en condiciones de trabajo intensivas, probablemente requiera revisiones más frecuentes. No obstante, un manejo adecuado del equipo, asegurará un tiempo de vida útil prolongado.

 Recomendaciones para un manejo adecuado del viscosímetro

  • El instrumento debe ubicarse en un ambiente de trabajo limpio y seco, sin polvo, con temperatura moderada y de baja humedad.
  • El instrumento debe mantenerse en una superficie nivelada. 
  • Manipule el equipo con las manos y los dedos limpios, libres de muestra residual. 
  • Evite la acumulación de residuos en la parte superior del eje, en los casos de dispositivos rotacionales.
  • Evite la exposición del equipo a temperaturas superiores a 75 °C. Siga las instrucciones del fabricante para el uso de los equipos en condiciones de temperatura alta.

Rutina de mantenimiento preventivo

A continuación, se describe de manera breve, la rutina de mantenimiento para un viscosímetro rotacional.

  • Realice la limpieza del equipo antes y después de cada uso. Retire el elemento sumergible antes de limpiarlo. 
  • Al retirar el elemento sumergible, evite los golpes laterales o tirar hacia abajo con fuerza excesiva, que pueda ocasionar daño de la punta y el soporte del elemento sumergible. 
  • Limpie el teclado con un paño seco no abrasivo. No utilice solventes ni limpiadores. 
  • Limpie el eje y el componente sumergible con un paño no abrasivo y un solvente apropiado.
  • Evite aplicar una fuerza excesiva durante la limpieza de los elementos sumergibles. 
  • Realizar la calibración del equipo con una frecuencia anual. Entre las calibraciones anuales, efectúe chequeos de calibración, utilizando fluidos de calibración certificados.

En el caso de los viscosímetros capilares, básicamente la rutina de mantenimiento es de limpieza. A continuación, se describe de manera breve.

  • El primer paso en la limpieza del viscosímetro es eliminar la mayor parte de la muestra que se ha evaluado. Se pueden utilizar dos procedimientos distintos, de acuerdo a la viscosidad del fluido que se midió.
  • Para líquidos de baja viscosidad, se puede dar la vuelta al equipo y dejarlo en esta posición hasta que el fluido haya drenado por gravedad. Para sustancias de alta viscosidad, es probable que el líquido deba extraerse al vacío. Luego, el residuo remanente debe ser eliminado mediante enjuague con un solvente adecuado. 
  • Para soluciones acuosas, el enjuague se puede realizar con agua destilada. Para fluidos derivados del petróleo y lubricantes, el enjuague se puede hacer con solventes aromáticos.
  • Existen sustancias muy viscosas que no pueden ser vertidas del instrumento, ni pueden extraerse con vacío. En estos casos, se recomienda reducir la viscosidad mediante calentamiento del instrumento en un horno abierto o con una corriente de aire caliente, manteniendo el dispositivo invertido y suspendido sobre un recipiente para recoger el fluido. También puede ser útil extraer la mayor parte del líquido mientras el dispositivo se encuentra en un baño a temperatura elevada constante.
  • Después de extraer la mayor parte de una sustancia muy viscosa, los residuos se pueden eliminar con una mezcla de isómeros de octano.  
  • Secar el aparato antes de colocar otra muestra de líquido. La ejecución de la limpieza con disolventes muy volátiles es útil, debido a que los solventes remanentes se evaporan de manera rápida, después del enjuague. 
  • En los casos en que el disolvente no sea volátil, se puede utilizar un segundo solvente altamente volátil, como la acetona, que contribuirá a la disolución del primer solvente. Su alta volatilidad permite disolver trazas de solventes derivados del petróleo.
  • Para evaporar las trazas restantes de solvente volátil, se recomienda el uso de una corriente de aire limpio caliente. También se puede calentar el aparato mientras pasa la corriente de aire. 

Viscosímetros Kalstein

En Kalstein ofrecemos una amplia variedad de viscosímetros de la serie YR, con modelos que usted puede escoger de acuerdo a las necesidades de su industria. Los equipos Kalstein ofrecen de estabilidad, exactitud y precisión en las medidas realizadas. Además, están diseñados con una pantalla LCD que facilita la configuración y visualización de los parámetros de la medición que se esté realizando. Para mayor información sobre los viscosímetros Kalstein, visite el enlace AQUI Somos fabricantes, por lo que en Kalstein usted puede realizar la compra de viscosímetros a precios ventajosos. Para una información más detallada, visite AQUI

Kalstein

PARIS

Sede

2 Rue Jean Lantier, 75001, Paris – France.
(+33) 1 78 95 87 89(+33) 7 60 83 92 83

sales@kalstein.eu

UBICACIONES

Estamos siempre cerca.



FACILIDADES

Métodos de pago y envios



Sigue nuestra actividad en las redes sociales

Mantente informado con todas las noticias de actualidad del sector.


EnglishFrenchSpanish
Abrir chat
Escanea el código
Hola
¿En que podemos ayudarte?